RetroExperiencias Vol. 4 – NeoGeo Mini

Tan prendado de sus virtudes como consciente de sus defectos, decido darme este pequeño capricho en forma de entrañable tributo a una marca legendaria: SNK.

Tras haber pasado por cada uno de los sistemas de tan clásica compañía, disfruto hoy de esta renovada manera de degustar el mítico sello NeoGeo! 🙂

ESPECIFICACIONES

  • CPU ATM 7013
  • 1GB RAM + 2GB Flash almacenamiento
  • Pantalla LCD 3,5″
  • Stick analógico y 4 botones de acción, junto a botones Select, Start y Power
  • Sistema operativo Linux, con emulador de Neogeo y 40 roms integradas

En lo que considero una original y práctica manera de contar con 40 licencias de pura magia NeoGeo, el mimo y calidad en acabado del producto me resultan intachables.

A m parecer, al margen de sus pequeños inconvenientes, considero a esta NeoGeo Mini un sistema totalmente recomendable para cualquier aficionado al videojuego arcade clásico. En especial, en su preciosa edición original japonesa (la mostrada en esta entrada), de un diseño más fiel y acertado a la esencia MVS que la edición internacional, creo yo.

Y es que el acabo general de la máquina es ciertamente una cucada. Desde su diseño externo hasta la calidad de su pantalla, pasando por la evidente calidad media de sus materiales (para lo que el producto propone).

Así como la selección de juegos incluída, que con mayor o menor acierto, seguramente satisfaga a la mayoría de jugadores seguidores de NeoGeo. Está claro que no están todos los que son (complicado que llueva a gusto de todos), pero en su gran mayoría sí que son todos los que están, 🙂

Por dejar clara constancia de mis conclusiones sobre la consola, dividiré en dos básicos apartados mi experiencia sobre la misma. Sobre todo por aquello de arrojar otra opinión diferente a muchas de las críticas leídas al respecto de este sistema mini…

VIRTUDES

Partiendo del llamativo aspecto visual de la caja que la contiene, es abrirla y descubrir una llamativa réplica en miniatura de la mítica recreativa MVS original. Con un diseño que respeta y atiende a los detalles de un sistema arcade tan apreciado como NeoGeo, se incluye un bonito set de stickers con los que decorarla. Una colección de pegatinas de buen gusto, que varían entre ambas ediciones de la consola, y con la curiosa posibilidad de adquirir un pack adicional, 🙂

Una vez encendida, lo primero que nos roba nuestra atención es la sorprendente calidad de su pantalla de 3’5″. Pequeña pero matona, desde luego. Una elección de tamaño que no parece casual, perfecta para la resolución original de los juegos, y cuya consecuencia es una holgada respuesta visual en frecuencia, brillo y contraste. Con un generoso ángulo de visión y un delicioso colorido.

Su bien resuelto panel de control hace el resto. Un panel donde contamos con la clásica y efectiva disposición de 4 botones de la placa MVS (disposición que se ha decidido mantener intacta en los gamepads adicionales, invirtiendo la posición original del diseño para NeoGeo CD).
Además de un cómodo stick analógico que resulta más preciso de lo que pueda parecer a la vista de su apariencia y tamaño. En el centro, los típicos botones de Start y Select, que pulsados a la vez nos permiten acceder al menú de la consola en cualquier momento de la partida.

Un menú, el de su interfaz gráfica, sencillo y funcional. Con un listado de 40 títulos presentados visualmente, acompañado de las correspondientes opciones de ayuda, copyright y configuración. En esta última opción, se nos permite ajustar el idioma, los niveles de brillo y sonido, y el salvado de las partidas (donde contamos con un total de 4 slots de guardado).

Y por supuesto, constatar la fidelidad de su emulación respecto al sistema original:

  • Frecuencias y regiones originales.
  • No se percibe input lag alguno a la hora de jugar. Los controles responden a la perfección tanto en la propia máquina como usando el pad.
  • Sin errores gráficos ni ralentizaciones (más allá de las inherentes a cada juego y ya presentes en la NeoGeo original).
  • Posibilidad de ajustar la imagen entre 4:3 y 16:9.
  • El sonido se reproduce fielmente y en sincronía con la imagen, bien resuelto tanto en su salida jack por auriculares como a través de su salida HDMI. En su altavoz integrado el sonido resulta algo estridente si se reproduce al máximo, pero sin mayor relevancia a mi parecer.

Por último, destacar la posibilidad de conectar dos acertados gamepads, diseñados al estilo de los originales para NeoGeo CD. Esta vez, conectables a través de dos puertos USB-C laterales, con un cómodo stick analógico, y disponibles en color negro o blanco.

ASPECTOS MEJORABLES

Mucho se ha escrito y comentado en relación a las flaquezas de NeoGeo Mini, y no sin razón. Y si bien es innegable que, a riesgo de elevar el precio del producto, SNK podría haber redondeado la consola optimizando ciertos aspectos, siendo realistas no entiendo que ello impida disfrutarla.

En primer lugar, y a mi criterio el único aspecto realmente relevante en lo negativo, dejar constancia de la ausencia de batería interna. No se ha querido optar por alimentar la consola ni con batería de litio ni mediante pilas, lo cual es una pena dada la predisposición de su diseño a usarse cual portátil.

En su lugar, la consola puede conectarse por USB a cualquier dispositivo o fuente de alimentación externa cómodamente.

Por otra lado, encontramos otro par de aspectos que han dado que hablar, y para mal, como defectos de la máquina…

En especial el relativo a su salida de video HDMI, evidentemente mejorable. No obstante, considero que si bien no ofrece una salida limpia, dando un resultado de borrosidad en la imagen, el filtro de mejora incluído sí que solventa notablemente tal defecto. Al margen de la subjetiva preferencia del pixel “gordo” en las actuales LCDs, puestos a reescalar, la opción de filtrar la imagen difuminando el pixel y suavizando sus bordes resulta una opción perfectamente lógica y viable.

Una técnica, la del filtrado de sprites, ampliamente usada en multitud de emuladores en 2D, con un claro objetivo: paliar el excesivo pixelado resultante de ejecutar en pantallas de alta definición juegos diseñados para las modestas resoluciones de los 90.

En el caso de NeoGeo Mini, se ofrece un único filtro que efectivamente puede quedarse corto para quienes gusten de otros tipos de efectos (como las famosas scanlines). A mí personalmente, el filtro ofrecido no me desagrada, y me parece más que suficiente para disfrutar plenamente de las partidas en pantalla grande.

Otra cosa, como indicaba, es que se prefiera conservar el pixel tal cual y a su resolución nativa, pese al pixelado y deformación consecuentes del aumento de resolución, tamaño y proporcionalidad de la imagen. En cuyo caso, sinceramente, prefiero conservar la clásica salida de video RGB, conectada a la pantalla CRT para la que fue ideada originalmente. Debiendo descartar en tal tesitura no solo a NeoGeo Mini, sino al resto de sistemas enfocados a la emulación…

Y si de algo creo que debemos alegrarnos hoy, es de poder contar con sistemas clásicos tan poco extendidos y poco accesibles como NeoGeo, gracias a la emulación, 😉

Por último, y como tercer aspecto señalado como negativo por muchos, ha sido la inclusión de sticks analógicos en vez de los clásicos mecánicos con micropulsadores, presentes tanto en AES como en NeoGeo CD y NeoGeo Pocket.

En mi experiencia, y pese a estar totalmente de acuerdo con la inimitable sensación al tacto de los clásicos sticks de AES y Pocket (que reproducen la mecánica arcade de las MVS), en el caso del pad de NeoGeo CD resultaba algo demasiado delicado, cuyo desgaste empañaba la eficiencia del control.

Es por ello que en el caso del pad de NeoGeo Mini, que imita al de NeoGeo CD (diseño que estética y ergonómicamente me encanta), agradezco incluso la elección del analógico. Dado que resultando similarmente preciso en la mayoría de juegos, me da la impresión de ser más fiable y resistente.

Porque no nos engañemos, ese bendito sonido “clak clak clack” de un stick con micropulsadores de los 90, para según qué géneros, y especialmente en el diseño de NeoGeo CD, no siempre era sinónimo de precisión jugable…

CONCLUYENDO…

En definitiva, creo que NeoGeo Mini es una estupenda y recomendable pieza de coleccionismo para cualquier retrogamer.

Un producto que a su actual precio (considerablemente rebajado ya), al margen de obligarnos a adquirir aparte el cable HDMI y los gamepads (tirón de orejas para SNK ahí), creo que no debería dejar pasar ningún fan de la gloriosa SNK, y del legado de su mítica NeoGeo! 🙂


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s