Metal Head

 

metalhead_logo

metalhead_32xlogo

  • SISTEMA: Megadrive 32X
  • GÉNERO: Shooter (3D FPS)
  • AÑO: 1995
  • DESARROLLADO POR: SEGA
  • DISTRIBUIDO POR: SEGA

“El país está bajo el control de terroristas revolucionarios y la Policía de la Federación Mundial te ha enviado en un ‘Metal Head’ para destruir a los rebeldes. Ponte a los mandos y desata toda la fuerza de tu robot para conquistar las pantallas 3D con mapeado de texturas de esta cyber-jungla!”

A mediados de los 90 SEGA lanzaba para su malograda “seta” de 32 bits este shooter con “mechas“, en unas enteras 3 dimensiones con polígonos texturizados. Algo que para las incipientes 3D de entonces era ya motivo de interés de por sí, máxime tratándose de uno de los destacados exclusivos para el infravalorado addon de Megadrive.

Para su desgracia, en aquel 1995 las miradas del personal andaban ya puestas en la siguiente generación (3DO, JaguarSaturnPlaystation, …), y este estupendo “Metal Head” no adquiriría mayor relevancia más allá de engrosar la efímera lista de lanzamientos del segundo y último año comercial del 32X, como una de las últimas curiosidades técnicas a ver desfilar por el ya prácticamente zanjado catálogo de Megadrive.

 Vilipendiado por algunos sectores de la prensa en la época, a razón de su “simple y repetitivo” desarrollo junto a su “excesivo” popping visual y su “lento” framerate, lo cierto es que resultó ser un claro ejemplo técnico y jugable de lo que el 32X daba de sí. Y no por lo negativo, sino todo lo contrario.

En casos como éste, cuesta comprender la crítica fácil de la monotonía hacia un shooter (o no se entiende el género o a uno le gusta aburrirse, debe ser… 😦 ). Así como el hoy excesivo y cómodo reproche a la lenta generación de polígonos en inestables engines 3D, sobre unos hardware que daban para lo que daban (algunos títulos para sistemas superiores como Saturn o Playstation sufrían de un popping similar, y no por ello resultaban injugables tampoco).

Así pues en el caso de “Metal Head“, su apartado técnico, aún con sus defectos (más visibles si cabe a día de hoy), es precisamente una de sus mejores bazas. Y éso, creo que hay que saber valorarlo en su correcta perspectiva, dado que además de encontrarnos ante uno de los títulos a tener en cuenta de 32X, probablemente se trate de uno de los primeros engines 3D de campo abierto y con polígonos texturizados en tal género en consolas.

La historia que nos presenta el juego, sin llegar lógicamente a la profundidad de una gran aventura o rpg, es más que suficiente para un juego de acción con mechas como el que nos ocupa, 😉 :

<< Hace 5 años se estableció la Federación Mundial para prevenir una tercera guerra mundial. Sin embargo, todavía existen conflictos entre facciones de la Federación, y algunas partes del mundo están siendo azotadas por la guerra civil.

Para mantener el orden, las fuerzas pacificadoras de la Federación emplearon tanques blindados bípedos denominados “Metal Heads” (blindados metálicos). Construidos para funcionar como trajes blindados gigantes, los Metal Heads pueden atravesar blindajes reforzados con un golpe de su puño, y disponen de una amplia gama de armas desmontables bajo su control (desde láseres y granadas hasta minas y misiles). Su estructura bípeda permite al Metal Head desplazarse sobre cualquier tipo de terreno, y utilizando las ruedas de la base de sus pies, pueden desplazarse sobre superficies planas a velocidades de hasta 80 kms/hora.

El diseño del Metal Head resultó ser tan versátil y efectivo que la Federación los utilizó para aplastar toda oposición y mantener la paz por muchos años.

Pero los tiempos cambian. Varias organizaciones terroristas se agruparon para desafiar a la Federación y actualmente están causando estragos en diversos lugares alrededor del mundo. Han adquirido un buen número de robots programados y fuertemente armados para rechazar a la Federación, mientras ellos mismos toman un país entero… Un país con recursos cuyos recursos son vitales para los intereses de la Federación.

Y ahí es donde entramos en juego! Seremos parte de un equipo de fuerzas especiales cuya misión será destruir el cuartel general de la organización terrorista. Haciendo frente a oleadas de tropas rebeldes fuertemente armadas que atacarán con todo lo que tengan. Y habrá que darlo todo para sobrevivir. Si lo hacemos bien, conseguiremos nuevas armas y equipos más potentes para equipar a nuestro blindado, algo que nos será imprescindible para vencer!

Buena suerte! >>

El resumen de tal argumento queda pues claro, disparar a todo lo que se mueva haciendo uso de todas las prestaciones de nuestro robot, 🙂 . No obstante no todo será disparar, habrá momentos en que haya que elaborar estrategias para terminar con determinados enemigos, o bien llevar a cabo objetivos concretos de búsqueda. Para ello contaremos con la guía de nuestro superior al mando, quien nos facilitará las instrucciones de la misión al comienzo de cada fase.

Además, recibiremos ayuda aérea en determinados momentos y, al finalizar cada misión, podremos potenciar nuestro blindado con nuevas armas y mejoras como blindaje adicional o velocidad extra (mediante el canjeo de la puntuación adquirida en la fase previa). Algo que siempre es de agradecer en este tipo de juegos por darle más variedad al asunto, 🙂

 

En base a lo expuesto, el juego se distribuye en un total de 6 etapas, cada una dividida en 2 o 3 misiones (según la fase) de una dificultad más o menos asequible (dependiendo del nivel de dificultad elegido). Y tras las instrucciones pertinentes, comenzaremos cada fase a bordo de nuestro Metal Head. Además, en todo momento se nos mostrará en pantalla una serie de elementos indispensables durante nuestra partida:

  • La barra de blindaje de nuestro mecha, a tener muy en cuenta a la hora de recibir daños y que nos avisará vía alarma del momento en que estemos a punto de ser destruidos.
  • El tiempo disponible para llevar a cabo la misión.
  • El arma seleccionada, con la munición disponible.
  • El punto de mira, indispensable para apuntar con nuestra arma con total precisión. El apuntado es automático, con centrado permanente en la pantalla en función de nuestros movimientos, lo que le resta sofisticación pero le hace ganar en comodidad (como buen arcade! jeje).
  • El radar, vital para situarnos en el mapa del escenario tanto a nosotros como a los enemigos y demás elementos hostiles (fuego enemigo incluido). Cabe destacar que dicho radar se acerca y aleja automáticamente para indicar la posición del enemigo más cercano, e irá perdiendo precisión según se vaya dañando nuestro robot (al punto de comenzar a parpadear y perder por completo la señal de localización de los enemigos, algo verdaderamente fastidioso en determinadas misiones).

En cuanto al armamento disponible, contaremos con la posibilidad de equiparnos con 2 armas por misión, pudiendo cambiar de una a otra con el correspondiente botón. El repertorio de armamento disponible a lo largo de juego es el que sigue:

  • Puño martillo
  • Ametralladora (posiblemente la más versátil y efectiva en general)
  • Cañón de granadas
  • Lanzamisiles
  • Mina flotante
  • Láser

La variedad de enemigos con que descargar toda nuestra munición es más que correcta, además de estar bien diferenciados y convenientemente distribuidos por los escenarios. Cabe citar también el curioso efecto al destruirlos, verlos saltar en pedazos que caen lentamente al suelo para terminar explotando queda gracioso, 🙂

En caso de que consigamos completar la misión, recibiremos la puntuación que corresponda en base a nuestras estadísticas de objetivos derribados, tiempo empleado o blindaje conservado. En caso contrario, dispondremos de hasta 4 continuaciones para completar el total de misiones del juego.

Y para no perder de vista la acción en cada misión, gracias al pad de 6 botones de Megadrive, este título nos propone además un bien surtido juego de cámaras disponibles. Cámaras que van desde la clásica vista en primera persona por defecto, hasta una más elevada donde veremos los brazos de nuestro mecha, una trasera en tercera persona (a la espalda del robot) e incluso una vista aérea. Además de poder visualizar lo acontecido a nuestros laterales presionando los pertinentes botones dedicados.

Con todo ello, el control del Metal Head se torna bastante completo y correcto. Podemos desplazarnos en todas las direcciones posibles rotando sobre nuestro propio eje, además de poder incrementar nuestra velocidad independientemente de que nos movamos hacia delante, hacia atrás o lateralmente. La respuesta al pad es bastante precisa, tanto en movimientos como al apuntar y disparar.

Y es que el apartado técnico del juego complementa a tal correcto control. Un framerate mejorable pero bastante estable colabora para crear una jugabilidad bastante competente en su género. Quizá se eche en falta una mayor suavidad en los movimientos (algo inherente a aquellos primitivos motores 3D de entonces), pero en ningún caso repercute en el control. Todo lo contrario, ayuda a crear esa sensación de estar a los mandos de un pesado pero potente mecha, 🙂

La variedad visual de los escenarios también es aceptable, dado que si bien frecuentaremos frías y asfaltadas ciudades de rascacielos, lo haremos tanto a plena luz del día como al atardecer y anochecer, con diferentes texturizados para las construcciones, además de visitar zonas interiores y bases subterráneas. Todo ello con pavimentos alternativos al frecuente asfalto, como empedrados, baldosas o metal.

Y como comentaba al comienzo, gráficamente el título goza de un “estable” engine 3D de campo abierto con polígonos totalmente texturizados, algo que en su época y especialmente en el caso de 32X no solía verse a menudo. Achacable es desde luego el notable efecto popping que sufre el juego, a consecuencia de una pobre generación de polígonos que hace que el escenario se vaya generando según avanzamos (elementos y terreno van apareciendo en nuestro campo visual a unos metros de llegar a ellos). Pero, seamos justos, ni deja de sorprender por ello el ver tales entornos 3D en nuestras Megadrive, ni influye en la propuesta jugable del título, ni existen juegos en 3D de la época que no sufran de popping.

En cuanto al apartado sonoro, nada que objetar. Efectos de sonido bastante correctos, tanto para los disparos y explosiones como para los pasos de los robots y demás efectos. Voces claras (en inglés o japones, como los textos) para los mensajes del equipo, y una banda sonora de calidad con agradables melodías.

Se trata pues de un juego que recomiendo a todos los poseedores de 32X que gusten de la acción arcade en forma de FPS, a los seguidores de los arcades con mechas de la época, y sencillamente a aquellos que movidos por la curiosidad quieran probarlo vía emulador para ver lo que daban de sí aquellas incipientes 3D texturizadas, 😉

metalhead_image

Curiosidades:

  • Planear emboscadas para acabar de forma más eficiente con los objetivos es una buena práctica, evitaremos perder blindaje ante el fuego enemigo. Atacarles por la espalda, rodeando manzanas de edificios en la dirección de su desplazamiento, no tiene precio, jeje
  • En la primera misión de la tercera fase, además de contar con visión nocturna llegado el momento, si nos fijamos nos toparemos con el retrato de un mítico invitado en forma de luminoso (sobre la fachada de uno de los edificios), 😉

  • La portada de la versión japonesa del juego distaba completamente de la europea y americana. Más fiel al aspecto visual que el juego ofrecía, pero menos vistosa quizá que la ilustración de la portada occidental:

metalhead_japcover

  • En las opciones del juego, además de poder elegir entre imagen real o ilustración para los personajes de nuestro equipo (superior y resto de ayudantes), podía desbloquearse mediante truco la opción anime (algo de agradecer dado las poco acertadas fotos de modelos reales que aporta el juego por defecto, en mi opinión, jeje). Bastaba con disponer del pad de 6 botones y encender la consola mientras dejabamos presionada la secuencia A,B,C y Start en dicho mando (conectado al primer puerto).

  • La banda sonora del juego fue compuesta por Jun Senoue, famoso compositor de SEGA que cuenta a sus espaldas con la autoría del apartado sonoro de varios clásicos de la compañía, como Sonic 3, Sonic & KnucklesWorld Wide Soccer 97, Sega Rally 2Sonic Adventure.
  • Para aquellos que disfruten con este título, recomiendo el juego contemporáneo (de 1997) más similar a éste que conozco, el desconocido en Occidente pero notable “Bulk Slash” de Hudson para Saturn, 😉

 


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s